Concurso: Tu opinión nos importa 2016 | Doctrinas perversas

Por Carla Macaya

Liceo Tecnico Profesional Heroes de Atacama, Copiapó.

“No sabía que el abuso sexual a menores era delito”. Robert Carlson (arzobispo de Sant Louis).

Si nos ponemos a analizar la cita antes leída, nos costaría trabajo asimilar que un integrante de la iglesia católica, como lo es un arzobispo, pueda opinar de una forma tan sorprendente, inmoral y sin un ápice de vergüenza; pero como él existen un sin número de casos de abusos, que no han sido descubiertos o no ha salido a la luz pública y en más de alguna oportunidad el mismo clero y la justicia ha logrado ocultarlos y protegerlos de los medios de comunicación, de nosotros los espectadores y por lo tanto del repudio de toda una sociedad. Así ocurrió en 2001, en Boston,  un equipo de reporteros de The Boston Globe realizó una investigación, exhaustiva y sin duda muy transparente a mí parecer, ya que cada uno de los integrantes de este, se ligaba a la religión católica de alguna forma.

Vamos por parte, mi crítica está centrada básicamente en la película “Spotlight” cuyos hechos centrales están planteados en el párrafo anterior, narra la historia de cómo el equipo de reporteros de investigación del Boston Globe, incitados por el nuevo editor, Marty Baron un hombre judío, develó los casos de pederastia que se llevaron a cabo durante décadas por sacerdotes católicos de Massachusetts y que la Archidiócesis de Boston intentó ocultar, sacudiendo a la Iglesia Católica de los Estados Unidos. Si bien esto comienza mucho antes del año en el que me centraré, en la película nos muestran como fecha de inicio 1976.

Spotlight es un claro ejemplo de transparencia en los medios de comunicación, destaco el arduo trabajo que se realizó para llevar a la luz una problemática tan contingente para Boston y el resto del mundo.

En la actual era se han olvidado algunos valores de los medios que nos informan, con consecuencias preocupantes como de haber perdido la sinceridad al momento de transmitir un hecho, los medios de comunicación tienen el poder de transgiversar la información para que le demos una interpretación diferente a lo que realmente es, quizá para el beneficio de ellos mismos o para encubrir y proteger a los protagonistas de aquellos delitos, situación que no ocurre en esta película, ya que los integrantes de spotlight dejaron de lado sus propias creencias, fueron objetivos y consecuentes con la verdad, afanados y perseverantes en su trabajo lograron descubrir paulatinamente la gran cantidad se casos de pedofilia que fueron llevados a cabo por distintos sacerdotes.

Respecto a esta circunstancia admito y valoro la audacia, la valentía de estos periodistas para sumergirse en esta problemática tan compleja como otras tantas que ocurren actualmente, donde difícilmente se encuentran profesionales idóneos para transparentar hechos indignos, reprobatorios que afectan a los seres humanos y finalmente a la sociedad completa.

No es necesario remontarnos a ejemplos retrógrados para saber y conocer la labor de nuestros propios medios de comunicación ante estos casos de ocultamiento y oscurantismo eclesiástico, lo ocurrido con el ex párroco de El Bosque ha sido una muestra de las influencias por mantener doctrinas perversas.

Considero que ante hechos tan nefastos conocidos por muchos a través de un medio masivo de comunicación, debería ser un llamado de atención drástico para todos nosotros, e inducirnos a reclamar nuestros derechos y muy por encima de esto estimular el respeto indudable que merecemos en cada instancia de nuestra vida.

Además insto a los medios masivos de comunicación a mostrar la realidad tal cual es, no seleccionar la información de acuerdo a intereses privados si no ser concordantes y fieles a la comunidad y a la verdad.