Ganadora Concurso: Tu opinión nos importa | Efecto dominó de la comunicación

Por Valentina Cuello

Colegio Andrés Bello Nº 52, La Serena

¿Te has puesto a pensar alguna vez cómo es posible enterarse tan rápido de lo que sucede a tu alrededor? ¿Qué no importa si estás al otro lado del mundo – de una u otra forma – siempre te enteras de qué está pasando? Tú y yo conocemos la respuesta; sólo tres palabras que albergan gran poder, palabras que significan un arma de doble filo: Medios de comunicación.

Desde el Colegio se nos dice que los Medios de Comunicación son aquellos instrumentos, canales o formas de transmisión que utilizan los seres humanos para llevar el proceso comunicativo y que los encontramos en diversas formas: radio, cine, televisión, prensa;  pero no es eso lo importante, sino  lo que nos entregan, lo que nos dicen: información. Quizás eso es algo obvio; sin embargo, en incontables ocasiones lo único que nos señalan es que tan bueno es el desempeño de la selección, lo que ocurrió con tal famoso, la moda que se viene, etc.  pero ¿qué pasa con los problemas que nos afectan realmente como sociedad, como país?

Creemos que los medios sirven de entretención y eso es un error, uno incentivado artificialmente por estos mismos. George Orwell dijo “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás es relaciones públicas”, y son con estas palabras que quiero plantear mi punto de vista: la clave del proceso comunicativo son los periodistas, por lo que si éstos fallan, también lo hace la entrega de la información, lo que afecta el pensar y el actuar de cada persona que conforma una sociedad.

No debemos olvidar que los medios de comunicación tienen el poder de generar cambios, de alterar la forma de pensar de quienes leemos o escuchamos lo que dicen, y por eso el factor decisivo, son los profesionales de la comunicación; dado que éstos son quienes dedican su vida a la búsqueda de la verdad, a mostrar al mundo lo que realmente está ocurriendo, o al menos esa debiese ser la razón por lo que se convierten en lo que son.

En este sentido, tratándose de temas que cobran relevancia – ya sea por su carácter polémico o social –   cuando éstos se tergiversan, cuando se manipula por efecto de la influencia que los grupos de interés ejercen en el mismo profesional,  surge el llamado deterioro del conocimiento informativo de la sociedad.

Es así como “Spotlight”, película que relata la historia de un grupo de periodistas del diario The Boston Globe que logró desenmascarar el escándalo que protagonizó la Iglesia Católica al ocultar una serie de abusos a niños de bajos recursos por parte de los párrocos; muestra como la idea magnificada que tenía Walter “Robby” Robinson, editor del grupo de Spotlight, referente a la Iglesia afectó la transmisión de la información, ya que de haber hecho caso cuando años atrás le habían puesto sobre aviso acerca de veinte sacerdotes que habían sido acusados por este mismo hecho, se podría haber evitado que más personas fueran víctimas de actos pedófilos, con todo los efectos negativos que esto conlleva.

Es por esto, que hago un llamado a los profesionales de la comunicación, quienes son el elemento clave de este proceso : piensen con criterio, sean éticos y sean socialmente responsables al momento de comunicar el acontecer diario. Regirse por estas tres cualidades –Criterio, ética y responsabilidad social – los hará buenos periodistas. No ser fiel a ello transformará el panorama informativo en un efecto dominó, en donde el periodista prefiere omitir lo realmente significativo debido a sus prejuicios e intereses;  o  simplemente no realiza una investigación acuciosa, provocando que el medio de comunicación como ente informativo se vea afectado en lo referente a la transmisión de la información hacia el público masivo, quienes finalmente no tendrán un debido conocimiento de los aconteceres de la vida.