Columna de Opinión | ¿Civiles con puños y patadas judiciales, solución contra los delictuales?

Por Kevin Faray

Liceo Comercial

La legítima defensa permite la defensa de la vida y otros bienes jurídicos propios o ajenos en determinadas circunstancias previstas en la norma (artículo 28 del Código Penal); no nos ocuparemos de este tema técnico y específico del Derecho Penal.

Hoy habitualmente los medios de comunicación nos muestran una realidad que para mí es de hace muchos años pero que no se exponía mucho, de lo que hablo es la violencia que está dando a ver la sociedad al tomar acciones con sus propias manos ante los actos de los que delinquen lo cual da a ver a la población dentro y fuera del territorio que obviamente la gente está insatisfecha de las instituciones que toman justicia contra los que actúan fuera de la ley pasando a llevar a la gente , y de este tema se abren una serie de argumentos ya sea a favor o en contra de la violencia que practican los civiles contra estos delincuentes y yo no me excluyo de la gente que no está aún decidida sobre qué postura tomar ante este tema por lo que decidí exponer mis argumentos  los que son múltiples .

Al ponerme en el lugar de estas personas que ven como el esfuerzo de quizá mucho tiempo, el cual se transforma en objetos materiales de gran anhelo y de un momento para otro es arrebatado por personas de cabeza fría que solo les importa arrasar con todo y sacar el mayor provecho posible ,obviamente sentiría una explosión instantánea la cual trae en su conjunto agresividad, frustración y odio el cual me haría golpear a estos delincuentes lo que se comprende y en conclusión me pondría en favor a estos actos de violencia contra ellos en este caso.

Otro argumento que vendría siendo a favor para violentar ente estos delincuentes es argumentar sobre los actores judiciales los cuales no toman las medidas que de alguna manera dejarían satisfechos en parte a los asaltados ¿Por qué digo en parte? , ya que el asaltado queda con daño psicológico sin duda. No desviándome del argumento la gente ya no ve como primera opción llevar estos casos a la justicia ya que esta no es igualitaria y además es a menudo muy severa y permisiva por lo que decide golpear excluyendo acciones legales.

Pero también se me vienen a la cabeza argumento en contra los cuales me hacen dudar en cierta medida como Desde el punto de vista psicológico “un criminal es una persona con algún tipo de trastorno mental” (Ricarte Tapia Vitón). Con esto me podría basar que un argumento en contra de la violencia hacia estas personas que delinquen es que la gran mayoría de los casos se trata de personas que han sufrido experiencias traumáticas de abandono o abuso en la niñez que han alterado su proceso de pensamiento y su conducta o criados en un ambiente con valores opuestos a las normas que rigen en la sociedad en que viven.
Entonces se podría decir que estos civiles optan por robar al ver que su situación es inmejorable por lo legal y además al ver la desigualdad que lo rodea se estimula a robar. Por lo que no sería culpa de el  sino de su ambiente perjudicial y desigual en el que se forma el gran factor que justifica sus actos.

Otro argumento en contra de la violencia contra los delincuentes seria que ellos como todos nosotros son personas y que al golpearlos iríamos en contra de los derechos humanos de ellos ya sea en el caso de torturarlos e insultarlos , lo cual puede también traer similares consecuencias legales al que robo y al que agredió ya que ambos van contra la ley, lo cual es un argumento para no agredir y dejar en manos de la justicia estos actos para que no traiga más consecuencias desfavorables para el que fue víctima del delincuente.

Concluyendo con mis argumentos y si tuviera que tomar una postura ya sea en contra o a favor , los argumentos en contra me seducen de alguna manera en mayor medida ya que la violencia en ninguno de los casos la tomo como para bien , pero hago un llamado a las autoridades el cual es que tomen acciones pensando en el bienestar y no dejen que nuestra gente se transforme en dictadora llegando hasta la tortura misma.